Proyecto Educativo. Señas de Identidad

El Colegio Privado Concertado San José de Salamanca, es un Centro Católico, dirigido por las RR “Hijas de María Madre de la Iglesia”, al servicio de la sociedad. Nuestro Proyecto Educativo se basa en los valores que se desprenden del Evangelio y del Carisma de la Beata Madre Matilde Téllez Robles, en conformidad con la legislación vigente del M.E.C.D. y la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León. Asimismo, nuestro Colegio concreta su MISIÓN (su razón de ser, aquello para lo que existe), su VISIÓN (aquello hacia lo que quiere avanzar a corto y largo plazo), y sus VALORES (que indican las pautas principales de comportamiento de la Comunidad Educativa).
Al proponer esta MISIÓN, VISIÓN Y VALORES, inspirados en el Evangelio y en la vida y obra de Madre Matilde, lo hacemos desde el respeto a otras creencias. Ofrecemos la visión cristiana del hombre y de la sociedad en la convicción de que los valores de la persona humana quedan plenamente iluminados y promovidos con el anuncio del Evangelio de Jesús de Nazaret. Presentamos nuestro Proyecto Educativo a todas las familias contando con vuestra implicación en el desarrollo del mismo, y buscando también la atención preferente a quienes más lo necesitan por presentar carencias familiares, económicas o sociales.
Y a través de la educación, la cultura, el estudio, tratamos de formar hombres y mujeres que sean:
1. Personas libres y responsables.
2. Hermanos de los hombres, viviendo en actitud de solidaridad y fraternas.
3. Personas abiertas al Dios que nos revela Jesucristo, con sentido de gratuidad y esperanza.
4.Personas críticas y creativas, que aceptan el trabajo como medio de realización personal y como colaboración con el plan de Dios para ir logrando un mundo más justo y fraterno.

El Colegio "SAN JOSÉ" presenta su Proyecto Educativo a todas las familias que desean este tipo de educación para sus hijos e hijas en actitud de positiva colaboración, y busca atender preferentemente a quienes más lo necesitan por presentar carencias familiares, económicas o sociales.

Misión

Ofrecemos a la sociedad una propuesta educativa que, junto con una adecuada preparación académica, tiene por objetivo la formación integral (individual, social y transcendente) del alumnado según los valores y el espíritu del Evangelio, como lo realizó Madre Matilde.
Nuestro modelo educativo se fundamenta en los principios que inspiraron la acción educativa y social que llevó a cabo Madre Matilde: Oración, Acción y Servicio.
La Comunidad Educativa formada por los alumnos, sus familias, la Comunidad religiosa, el profesorado y el personal de la administración y de servicio, animados de los mismos valores y con un fuerte sentimiento de pertenencia al Centro, constituye el principal recurso humano del Colegio.
Utilizamos, además, los recursos materiales y tecnológicos que nos ayudan a conseguir los objetivos que nos proponemos conseguir.

Visión

Nuestro colegio aspira a:
1. Ser reconocido como un Colegio evangelizador en el que se favorezca plenamente el crecimiento integral de las personas desde una visión cristiana de la vida.
2. Ser un Colegio considerado socialmente por su calidad académica, educativa y humana; así como por su innovación constante y su apertura a la sociedad.
Ser un Colegio auténticamente Tellista, con capacidad y eficacia para formar personas libres, responsables, solidarias y fraternas.
Ser un Colegio en el que las familias participen activamente en las actividades organizadas por el Centro y colaboren en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Valores

1. Servicio, generosidad y compromiso.
2. Responsabilidad, esfuerzo personal y sentido crítico.
3. Apertura a otras culturas, solidaridad, fraternidad y paz.
4. Amor a la vida y al entorno.

Objetivos

Apoyados en el Carácter Propio del Centro y en la legislación vigente, proponemos como Objetivo General para el curso 2014 / 2015, un FIN, un OBJETIVO, un SUEÑO:
Ayudar a nuestros alumnos para que desarrollen las capacidades que les conducen a su formación integral, en medio de una sociedad plural y diversa, poniéndolas al servicio de mejorar la realidad que nos rodea.
Y como objetivos específicos los siguientes:
1. Potenciar la misión compartida y corresponsable, que garantice una educación integral de calidad, al estilo de la Beata Matilde Téllez.
2. Cultivar la dimensión cristiana en nuestros alumnos con vistas a transformar la sociedad de nuestro tiempo desde los valores del Evangelio.
3. Impulsar el uso de las nuevas tecnologías en el aula y avanzar en la implantación de la sección bilingüe (proyecto para Educación Secundaria).
4. Favorecer la convivencia, el diálogo y la participación de todos los miembros de la Comunidad Educativa.
5. Potenciar la responsabilidad, el esfuerzo personal, el sentido crítico, el perdón y el aprecio y construcción de la vida desde la realidad donde nos encontramos.
6. Favorecer la apertura a otras culturas, la tolerancia, la solidaridad y la paz.

Profesorado

Para alcanzar estos objetivos, es imprescindible que el profesorado:
1. Nos entreguemos a la tarea de la educación con espíritu de servicio, gratuidad, paciencia, autenticidad y amor a los alumnos, preferentemente a quienes más lo necesitan.
2.Creemos un clima de alegría y amistad, que brote del diálogo, apoyo y comprensión mutua y se traduzca en un trato respetuoso, sencillo y cercano.
3. Utilicemos la “pedagogía del corazón”, hecha de cercanía y acompañamiento, por la cual los alumnos se han de sentir atendidos, comprendidos, aceptados y valorados.
4.Facilitemos la comunicación y la cooperación con las FAMILIAS en el proceso educativo de sus hijos, fomentando actitudes de confianza y colaboración mutua.
5. Ayudemos a descubrir que las normas de convivencia, que se apoyan en los valores que proponemos, son imprescindibles para vivir gozosamente en cualquier grupo, y exigir el cumplimiento de las mismas.
6. Valoremos a cada alumno por lo que es; ayudándole a descubrir sus capacidades e impulsándole a ser una persona responsable, solidaria, respetuosa y asertiva.
7. Motivemos a los alumnos a una participación activa, en el proceso educativo y en las actividades de tiempo libre.
8.Asumamos la exigencia de una formación permanente, tanto pedagógica como cristiana y Tellista.

Familias

Para alcanzar estos objetivos, es imprescindible que las familias:
1. Asuman que son los principales y primeros educadores de sus hijos, con los que el Centro colabora.
2. Respeten los objetivos y valores cristianos que propone el Centro.
3. Colaboren con el Equipo de Profesores, en el proceso formativo de sus hijos, responsabilizándolos en el trabajo diario y potenciando el esfuerzo personal.
4. Mantengan una comunicación asidua con el profesorado que garantice el conocimiento y el seguimiento del proceso educativo de su hijo/a.
5. Cumplan las normas establecidas para mejorar la convivencia y evitar todo comentario o actitud que desautorice a Profesores y Personal no Docente.
6. Enseñen a sus hijos a ser solidarios con las necesidades de los demás, evitando actitudes egoístas y consumistas.
7. Colaboren con el trabajo de la A.M.P.A. haciéndose socios, asumiendo responsabilidades, apoyando iniciativas, aportando ideas y participando activamente en las actividades que se programen.

Alumnado

Para alcanzar estos objetivos, es imprescindible que el alumnado:
1. Colaboren con los Profesores y con sus Padres para que el proceso formativo sea posible, asumiendo o respetando, según los casos, los valores cristianos transmitidos.
2. Se impliquen de forma activa y responsable en las actividades programadas por el Colegio y en el trabajo diario.
3. Respeten y asuman las indicaciones de los Profesores y Personal no Docente.
4. Acepten y valoren, en su diversidad, a todos los compañeros, a los Profesores y al personal no Docente.
5. Conozcan, respeten y cumplan las Normas de Convivencia.
6. Descubran la importancia del esfuerzo personal y la satisfacción de aprender cosas nuevas.
7. Sepan perdonar y pedir perdón, contribuyendo a la creación de un ambiente alegre, distendido y amable.